Regístrate a nuestro Newsletter

Una forma de recibir actualizaciones de nuestras últimas publicaciones – sólo suscríbete a nuestro newsletter.

 

TOP

Desastres: Un desafío económico y social para todos

Por: Martha Herrera / @arisemx – Para Mexico Social

http://mexicosocial.org/desastres-un-desafio-economico-y-social-para-todos/

 En un mundo lleno de retos y oportunidades, tanto locales como globales, tal como lo enmarca la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, debemos estar conscientes del efecto social y económico que tiene el no estar preparados ante los desastres. 

Las consecuencias por cualquier tipo de siniestro, desde los daños causados por un terremoto hasta una guerra, impactan directamente en la economía, en la educación, medio ambiente, salud y el bienestar de la sociedad misma.

Naciones Unidas estima que 1.3 millones de personas han fallecido a causa de los desastres y que las pérdidas económicas anuales serán de 415 mil millones de dólares para el año 2030.

De igual manera, el impacto social que representan los desastres puede repercutir directamente en infraestructura, por ejemplo, la educativa. Tal como ocurrió durante el sismo sucedido en el 2017, cuando tan solo en la Ciudad de México los daños involucraron mil 830 planteles de educación básica, lo cual se tradujo no solo en pérdidas materiales sino en un aumento en la deserción escolar.

Los mecanismos de acción

El pronóstico es preocupante, lo cual nos exige hacer un alto y preguntarnos qué mecanismos tenemos a disposición desde la sociedad civil, la iniciativa privada, el gobierno y la academia, para prevenir, reducir y hacer frente a los múltiples desafíos en materia de desastres.

Consciente de este riesgo, la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de desastres (UNISDR, por sus siglas en inglés), desarrolló ARISE, alianza del sector privado capaz de incidir directamente al cumplimiento de las metas del Marco de Sendai 2015-2030, las cuales buscan impulsar planes de prevención y continuidad para enfrentar situaciones de emergencia provocado por desastres y crear comunidades más resilientes en un largo plazo.

ARISE cuenta con la participación voluntaria de más de 140 empresas a nivel global y para lograr su propósito trabaja en articular los esfuerzos del sector público-privado, sumando a la sociedad civil y academia para maximizar resultados en beneficio de nuestra sociedad y, encauzar las iniciativas que vayan en sintonía con los objetivos del Marco de Sendai planteados por la ONU.

También enfatiza la necesidad de establecer asociaciones público-privadas para minimizar los daños causados por los desastres, debido a su impacto socioeconómico en la región.

México, el país con más desastres en la región

Al ser México el país con mayor número de desastres ocasionados por fenómenos naturales en América Latina, y el quinto con mayor cantidad de daños y pérdidas totales por estos desastres (ONU Habitat, 2018), la necesidad de adherirse a la red ARISE era inaplazable, por lo que sumarnos como país el año pasado se convirtió en un objetivo logrado. Esta red cuenta con un consejo directivo conformado por el Consejo Nacional de Protección Civil, más 15 instituciones y organismos quienes aportan su expertise. ARISE llega a México en alianza con CENACED y más de 150 empresas interesadas en ser parte.

Dentro de sus ejes de acción, ARISE enmarca tres razones por las cuales cualquier organismo o empresa (sin importar su tamaño) debe considerar un plan de prevención ante riesgos de desastres:

  • Adherir dentro de sus modelos de negocio una estrategia pensada en la reducción de riesgos, permite estar un paso adelante, ya que por cada dólar invertido en prevención existe un ahorro de 7 en reconstrucción de acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Sin duda, resulta ser una ventaja competitiva.
  • Colaborar de manera genuina con el compromiso social de crear comunidades más resilientes de tal manera que, ante cualquier desastre, sea posible contar con una capacidad de recuperación y rehabilitación eficiente de las mismas.
  • Contar con un plan de reducción de riesgos ante desastres, representa una verdadera sostenibilidad de negocio, que traerá consigo cambios positivos en las comunidades que impacta la empresa. Si queremos construir mejores condiciones de vida para todas las familias mexicanas es necesario prever y estar preparados para los desafíos.

Foro regional de resiliencia

Para lograr sus objetivos a nivel nacional, ARISE México pondrá en marcha en 2019 un Plan de Trabajo con todos los miembros aliados a través de un proceso participativo como lo será: un Foro regional de Resiliencia en octubre próximo y la convocatoria a un Premio que identificará las mejores prácticas de gestión integral a riesgos de desastre (prevención, acción y mitigación).

Sin duda, esta iniciativa viene a sumar para la articulación de los esfuerzos realizados dentro del sector privado y así, lograr un mayor impacto sin duplicar o pulverizar esfuerzos. Es indispensable estar lo más preparados que se pueda ante cualquier desastre, debido a que esto nos permitirá reducir su impacto negativo en las comunidades más vulnerables y en cada una de las industrias, de tal manera que exista un nivel de recuperación eficiente.

Martha Herrera es directora corporativa de Responsabilidad Social CEMEX y presidenta de la Red nacional ARISE MX

Por: Martha Herrera / @arisemx – Para Mexico Social
http://mexicosocial.org/desastres-un-desafio-economico-y-social-para-todos/

Publica un Comentario