TOP

Evaluación de la resiliencia a las inundaciones y posibles soluciones para disminuir la vulnerabilidad de una ciudad

Fuente (Inglés):  Making Cities Resilient
Autor: Murat Yeğin

Las inundaciones son uno de los peligros naturales más destructivos del mundo. No se pueden prevenir pero sus impactos se pueden minimizar. Los cambios en el clima y la urbanización aumentan la gravedad y la frecuencia de las inundaciones en Turquía.

 

Mersin se selecciona como estudio de caso en este artículo porque la frecuencia de las inundaciones ha aumentado en los últimos años. Además, la población también ha aumentado muy rápidamente recientemente debido a los refugiados. En Turquía, los planes de gestión de inundaciones de las cuencas hidrográficas han sido preparados por empresas privadas bajo el control de la Dirección General de Gestión del Agua. Estos planes son muy detallados. Se preparan mapas de inundaciones, mapas de peligros de inundaciones y mapas de riesgos de inundaciones, y se proponen medidas para disminuir los impactos de las inundaciones. Sin embargo, los impactos de los cambios climáticos y urbanísticos no se consideran en estos planes.

 

Además, las medidas propuestas no son sostenibles y la mayoría de ellas son medidas estructurales. El principal problema es la recopilación de datos. Los datos históricos de inundaciones son cruciales para comprender los principales problemas relacionados con el peligro de inundaciones. Sin embargo, los datos históricos sobre inundaciones son muy limitados en Turquía. Por lo tanto, se debe desarrollar un mecanismo de seguimiento y evaluación para recopilar los datos necesarios. Por ejemplo, las curvas de daño de profundidad, que deben ser espaciales, de los diferentes países se utilizan al generar mapas de riesgo de inundaciones en Turquía.

 

Por esta razón, generar mapas de riesgo de inundaciones y calcular los daños económicos es problemático. El otro problema es la calibración y validación de modelos hidrológicos e hidráulicos. La calibración y la validación son pasos importantes para generar modelos que reflejen las condiciones del mundo real. La mayoría de los modelos hidrológicos se calibran y validan correctamente. Por otro lado, esta no es la situación para los modelos hidráulicos. Los mapas de inundaciones se pueden generar fácilmente utilizando uno de los modelos hidráulicos, pero su calibración y validación es muy importante.

 

Existen varios mapas de inundaciones en Mersin, pero no se pueden calibrar y validar debido a la inexistencia de información histórica de inundaciones. Se considerarán algunos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres (SFDRR) al desarrollar planes de acción. Estos son: 3er ODS (garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades), 6to ODS (garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos), 8o ODS (promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, y empleo productivo y trabajo decente para todos), el décimo ODS (reducir la desigualdad dentro y entre los países), el undécimo ODS (hacer que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles) y el decimotercer ODS (tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y los impactos ).

 

Reducir la mortalidad mundial por desastres, reducir el número de personas afectadas, reducir las pérdidas económicas directas por desastres en relación con el PIB, reducir los daños causados ​​por desastres a la infraestructura crítica y la interrupción de los servicios básicos y aumentar la disponibilidad y el acceso a sistemas de alerta temprana multirriesgos e información sobre el riesgo de desastres. y las evaluaciones a las personas son los SFDRR que se considerarán al desarrollar planes de acción.

 

El Enfoque Resiliente del Agua de la Ciudad (CWRA) que es preparado por la Fundación Rockefeller, The Resilience Shift, ARUP y SIWI en 2019 se usa en la resiliencia urbana y la evaluación de riesgos de Mersin porque ayuda a crear un marco completo para la evaluación de la resiliencia del agua. CWRA ayuda a comprender el sistema, identificar los problemas y desarrollar soluciones. Es un proceso de varios pasos que va desde la comprensión del sistema, a través de la evaluación de la resiliencia del agua urbana, hasta la creación e implementación de un plan de acción y el monitoreo de los resultados de las intervenciones (la Fundación Rockefeller et al., 2019).

 

En esta etapa se llevarán a cabo los primeros y segundos pasos. En el primer paso, se analizará el sistema. Hay dos instituciones en Turquía que son responsables de las obras relacionadas con las inundaciones. Uno de ellos es responsable de las obras de construcción, proyectos de diseño, etc., mientras que el otro es responsable de la preparación de planes de gestión de inundaciones. Un problema es la falta de comunicación entre estas dos instituciones.

 

Otro problema es que no existe una ley de inundaciones actualizada. Los marcos, mecanismos y políticas legales e institucionales tampoco son lo suficientemente sólidos. Por ejemplo, cuando los planificadores urbanos piden una opinión sobre la situación de las inundaciones a la institución correspondiente, las opiniones que reciben son inadecuadas o no sistemáticas. El desarrollo urbano sensible al agua apenas se promueve. Además, la mejora del rendimiento del agua para los edificios rara vez se considera en el proceso de diseño y la infraestructura sostenible no se adapta.

 

Otro problema son los mapas de inundaciones. Hay algunos mapas de inundaciones que se generaron. Como se mencionó anteriormente, no se pueden validar por falta de información. La falta de información puede causar una subestimación o sobreestimación de las áreas inundadas. Los efectos del cambio climático y la urbanización tampoco se consideran en estos mapas. El último problema está relacionado con el seguimiento de las infraestructuras y las inundaciones y la modelización de las inundaciones. Los mapas de inundaciones de Mersin pertenecen principalmente a inundaciones fluviales. Las inundaciones pluviales y las inundaciones costeras no se analizan ni modelan en detalle.

 

En el segundo paso, se evalúa el sistema de resiliencia a las inundaciones y esto se puede hacer a través de talleres porque es importante tomar las opiniones de todas las partes interesadas. CWRF se puede utilizar para calcular las puntuaciones. La resiliencia de la ciudad es muy baja y se deben tomar algunas acciones para que la ciudad sea resiliente. El puntaje más alto corresponde a la prestación equitativa de servicios esenciales, pero solo es promedio. Los puntajes son (de 5) 1.75 para comunidad empoderada, 1.8 para visión estratégica, 1.67 para gobernanza coordinada de cuencas, 1.6 para regulación y rendición de cuentas efectivas, 1.5 para planificación adaptativa e integrada, 1.33 para inundaciones y finanzas sostenibles, 1.8 para respuesta efectiva a desastres y recuperación, 2.2 para una gestión eficaz de activos, 2.1 para entornos naturales protegidos, 3 para la prestación equitativa de servicios esenciales, 2 para espacios urbanos saludables y 2.25 para comunidades prósperas. Los aspectos vulnerables de la ciudad en términos de agua se pueden ver claramente en esta evaluación.

 

En el tercer paso de la CWRA, se desarrollan los planes de acción. Se evalúan los impactos sociales, económicos y ambientales de los planes. Los problemas relacionados con las inundaciones se introducen en el párrafo anterior. Se requieren algunas mejoras para aumentar la resiliencia de la ciudad. Todos los posibles impactos positivos e impactos negativos de los planes se pueden ver en “Pathways” (Ramboll & C40 Cities, 2018). Se utiliza ampliamente para identificar todos los posibles impactos positivos e impactos negativos de una intervención al realizar un análisis de impacto y una evaluación de políticas.

 

Lo primero que hay que hacer es fortalecer la comunicación entre las instituciones. Esto es muy importante porque ahorrará tiempo y dinero. Hay algunos estudios que fueron realizados por diferentes instituciones para la misma ciudad. Además, la comunicación fortalecida entre instituciones será la base del enfoque sistemático para el problema de las inundaciones. El fortalecimiento de la comunicación será útil para lograr los ODS 6, 8 y 11 y los SDFRR mencionados anteriormente.

 

Otra mejora que debe realizarse lo antes posible es fortalecer los marcos, mecanismos y políticas legales e institucionales. Si se desea aumentar la resiliencia del agua de la ciudad, se debe desarrollar un enfoque sistemático que incluya marcos legales, mecanismos, políticas y leyes relacionadas con las inundaciones. Además, este enfoque debe desarrollarse teniendo en cuenta a todas las partes interesadas. Esta mejora contribuirá al logro de todos los ODS y SDFRR. La incorporación de conocimientos técnicos y expertos en los procesos de toma de decisiones es otra mejora que debe considerarse. Se pueden utilizar herramientas de toma de decisiones de criterios múltiples o modelos basados ​​en agentes para desarrollar soluciones para la infraestructura del agua.

 

Tomar la opinión de la comunidad también es muy importante al desarrollar soluciones. También se deben tener en cuenta los impactos sociales, económicos y ambientales de las soluciones. La decisión final (por qué se selecciona este plan de acción, ventajas y desventajas, impactos sociales, económicos y ambientales, etc.) debe explicarse de manera transparente a todas las partes interesadas. Las condiciones a largo plazo también deben considerarse al desarrollar planes de acción. Los impactos del cambio climático y los impactos de la urbanización deben considerarse en el análisis. El análisis de inundaciones debe realizarse en base a diferentes escenarios para ver cuáles podrían ser los resultados de los planes de acción.

 

Esta es la parte más crítica porque si estos cambios no se consideran, incluso si el plan de acción es exitoso a corto plazo, podría no tener valor a largo plazo porque el clima está cambiando y la urbanización está aumentando. Por lo tanto, la gravedad y la frecuencia de las inundaciones cambian debido a los cambios climáticos y urbanísticos.

 

El gobierno debe promover la resiliencia del agua. Esta mejora es muy importante para alcanzar el decimotercer ODS. También contribuirá a los SDFRR y otros ODS. Otra mejora que se debe hacer es hacer cumplir las regulaciones y la zonificación del uso de la tierra. Se deben generar mapas de inundaciones para toda la ciudad para desarrollar regulaciones y zonas de uso del suelo. Se pueden calcular diferentes clasificaciones (riesgo bajo, medio, alto, etc.) utilizando mapas de inundaciones y la planificación del uso del suelo debe realizarse considerando esta clasificación. El agua debe ser uno de los elementos clave en la planificación del uso del suelo. Las pautas de diseño y los estándares de construcción para las estructuras de control de inundaciones deben definirse claramente para mantener la sostenibilidad de las estructuras.

 

La aplicación de principios de diseño sensibles al agua a edificios en áreas vulnerables a inundaciones es de vital importancia. Además, estas pautas y estándares deben promover la resiliencia del agua. Otra mejora que debe realizarse lo antes posible es establecer un sistema sistemático de monitoreo y evaluación de peligros. Monitorear los eventos de inundaciones es esencial para aprender lecciones de los eventos. Sin embargo, aquí no existe un sistema bien establecido. Por ejemplo, se recopila información detallada para algunos eventos de inundación, mientras que los datos de algunos eventos no se recopilan. Se deben evaluar y recopilar los aspectos económicos, ambientales, sociales y técnicos de todos los eventos de inundación. Es posible que se generen algunos cuestionarios para recopilar la misma información de todos los eventos de inundación.

 

Otra mejora que podría hacerse es establecer un sistema de previsión y alerta temprana. Las inundaciones son peligros naturales y no se pueden prevenir, pero se pueden pronosticar y, si se establece un sistema de alerta temprana, se podría advertir a las personas antes y se podrían minimizar los impactos de las inundaciones. Después del establecimiento del sistema, se debe informar a la comunidad sobre el sistema y se debe promover el sistema de alerta temprana basado en la comunidad.

 

Se debe adoptar una infraestructura verde y azul para hacer que la ciudad sea más resistente. Desarrollar soluciones que minimicen los impactos de las inundaciones es importante, pero no adecuado. Estas soluciones también deben ser sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Si se realizan estas mejoras, se alcanzarían los ODS y las metas del SFDRR mencionados anteriormente. Esto hará que la ciudad sea más resistente en términos de inundaciones y disminuirá la vulnerabilidad a las inundaciones de la ciudad.

 

Si se debe aumentar la resiliencia del agua de la ciudad, todas las partes interesadas deben trabajar juntas. Hay dos instituciones en Turquía que son responsables de las obras relacionadas con las inundaciones. Uno de ellos es la Dirección General de Obras Hidráulicas del Estado y el otro es la Dirección General de Gestión del Agua. La participación de estas dos instituciones es fundamental para implementar la estrategia de resiliencia urbana.

 

Además de estas dos instituciones, el municipio también debe ser uno de los actores. Estas instituciones primero deben establecer un sistema sistemático de monitoreo y evaluación de peligros y recopilar todos los datos necesarios. Deberían trabajar en un marco legal y una ley relacionada con las inundaciones. Los urbanistas también deben ser uno de los interesados. Deben desarrollar un sistema para la planificación del uso del suelo que promueva el desarrollo del suelo urbano sensible al agua. Los arquitectos e ingenieros civiles de la institución relacionada son las otras partes interesadas que deben participar. Deben trabajar juntos mientras determinan las pautas de diseño del agua y los estándares de construcción.

 

Las compañías de seguros son otra parte interesada. Deben trabajar en un sistema de seguro contra inundaciones fortalecido y el gobierno debe promover este sistema. Debe promover que la comunidad asegure sus hogares contra inundaciones. Los expertos en inundaciones de las universidades también deberían participar en estos estudios. Pueden analizar las prácticas internacionales y contribuir con todas las políticas, regulaciones, etc. La comunidad es el último actor que debe participar. También deben expresar sus opiniones porque son los más afectados en una situación de inundación.

 

Referencias :

 

Murat Yeğin es estudiante de doctorado y asistente de investigación en el Laboratorio de Recursos Hídricos del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Técnica de Oriente Medio.

 

Los puntos de vista y opiniones expresados ​​en este blog son los del autor y no reflejan necesariamente los de la Coalición para la Infraestructura Resiliente ante Desastres (CDRI).

 

Fuente (Inglés):  Making Cities Resilient

Publica un comentario

14 + three =