TOP

Las empresas caribeñas apoyan a San Vicente después de la erupción volcánica

Después de que las cenizas de la erupción volcánica de La Soufriere cubrieran San Vicente y las Granadinas (SVG), las empresas de todo el Caribe se apresuraron a brindar apoyo al país afectado, donde las viviendas han sido destruidas, las personas desplazadas y el agua contaminada.

 

Desde la movilización de cruceros para ayudar a reubicar a las personas hasta el suministro de alimentos, ropa y comunicaciones, las empresas han desempeñado un papel vital tanto en SVG como en los países vecinos afectados, a pesar de las complicaciones causadas por COVID-19.

 

“El éxito de las estrategias de reducción del riesgo de desastres depende de la inclusión de varios sectores y partes interesadas nacionales”, dijo Raúl Salazar, jefe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) – Oficina Regional para las Américas y el Caribe. Asegurar que el sector privado desempeñe un papel activo es fundamental para el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres (2015-2030), que propone un enfoque intersectorial del riesgo, dijo.

 

Desde la erupción del 9 de abril, los miembros de la red de Cámaras de Comercio del Caribe (CARICHAM) se han coordinado con sus contrapartes locales para ayudar a distribuir agua, mascarillas, jabón y productos de higiene.

 

La Cámara de Energía de Trinidad y Tobago ayudó a organizar la distribución de 24.000 galones de agua y suministros médicos de primeros auxilios. La cámara de las Islas Vírgenes Británicas se centró en la distribución de juguetes para ayudar a los niños a sobrellevar emocional y psicosocialmente la emergencia.

 

Algunas empresas han desempeñado un papel importante en la protección y el alojamiento de las personas que no pudieron regresar a sus hogares después de la erupción que cubrió SVG en millones de metros cúbicos de ceniza. Si bien algunas personas optaron por mudarse a áreas más seguras, otras optaron por evacuar, por lo que las empresas del sector privado ayudaron a negociar el uso de cruceros para ayudar a las personas a salir de la isla de manera rápida y segura.

 

Para respaldar el plan de respuesta rápida de la isla, las compañías telefónicas, como Cable & Wireless, entregaron créditos e instalaciones para usar durante la emergencia.

 

En otros lugares, la Agencia Caribeña para el Manejo de Emergencias por Desastres (CDEMA) ha trabajado con el sector financiero para ayudar a administrar las donaciones para ayudar a San Vicente a recuperarse de la crisis.

 

SVG espera ahora finalizar su plan nacional para la gestión integral del riesgo de desastres en la segunda parte del año. A través de esta estrategia, quiere que su propio sector privado juegue un papel activo en áreas como la preparación operativa y el desarrollo de la resiliencia comunitaria. Al finalizar sus planes nacionales, algunos países del Caribe en todo el Caribe están cumpliendo la Meta E del Marco de Sendai, que garantiza que los países cuenten con estrategias nacionales y locales de reducción del riesgo de desastres. Casi todos los países de la región cuentan ahora con planes, aunque en distintas etapas, para minimizar el impacto de los desastres mediante la reducción de víctimas y pérdidas económicas.

Publica un Comentario